My Photo
Name:
Location: Caracas, Distrito Capital, Venezuela

Arquitecto de oficio (entre otros) y librepensador por convicción. Huyendo del conflicto innecesario y de la pugnacidad fútil. Cultivando pequeños gozos cotidianos como los atardeceres y el scrabble. Satisfecho pero no conforme.

Sunday, February 18, 2007

Adela

Estudió conmigo desde kinder hasta el final del bachillerato. Fuimos los mejores amigos mucho tiempo, (aún después de finalizado el bachillerato), con esa irrepetible cohesión adolescente y sin ningún sesgo sexual, aún en la época de mayor estallido hormonal. Nuestras aventuras parecen pueriles, atávicas y aburridas a la luz del patrón conductual de los jóvenes contemporáneos; pero para nosotros en aquellos años eran el summum del atrevimiento y al diversión: Escaparnos de clase para comer "besos fríos" en la bodega de la otra esquina, reunirnos en casa del uno o del otro para ver "La Familia Munster", irnos de campamento a algún paraje montañoso, comer papas fritas con salsa de tomate y merengada, jugar a la Ouija, ponernos sobrenombres como "Heidi" y "Jotagé" y tantas cosas sabrosas que iban aparejadas a una fuerte disciplina para estudiar (que no nos pesaba), cosa que nos permitió destacarnos en el campo académico, y por tanto dejar complacidas a nuestras familias.
Los años y profresiones muy exigentes (medicina ella, arquitectura yo) nos llevaron por rumbos divergentes. Hace como 3 años que no hablo con Adela, pero mi cariño y aprecio hacia ella permanecen incólumes, y se que ese afecto es recíproco. Y si tuviera que volver a vivir la niñez y adolescencia, escogería otra vez a Adela como amiga, compinche y confidente.

5 Comments:

Blogger ytzhang0210 said...

Very good article,I prepared a very good gift for you, please visit my blog, The best browser fo you in History

4:53 PM  
Blogger Sin Anestesia said...

Hola Sal querido:
Es así, esos amigos de la infancia-adolesencia no se olvidan jamás. Se crean unos nexos tan fuertes que aunque pasen 10 años sin verse, cuando uno se re-encuentra es como si no hubiera pasado un minuto.
No hay que contarse nada desde el principio, ya los preambulos estan dichos. Es sentirse a gusto en silencio, en total comunicación. Que bonito, verdad?
De qué te disfrazaste, por cierto?
Besos

6:05 AM  
Blogger alexismora said...

Está sabroso ese relato. Cortico, directo, honesto, entrañable. ¿Cómo va ese ánimo para irnos a la imprenta a editar tu libro?

12:42 PM  
Blogger Abraham said...

Saldivia esta foto esta bueniiisssima!

11:47 AM  
Blogger KamX said...

Muchos dicen que "Un hombre y una mujer no pueden ser amigos", pero tu escrito demuestra lo contrario...

11:40 PM  

Post a Comment

<< Home

adopt your own virtual pet!