My Photo
Name:
Location: Caracas, Distrito Capital, Venezuela

Arquitecto de oficio (entre otros) y librepensador por convicción. Huyendo del conflicto innecesario y de la pugnacidad fútil. Cultivando pequeños gozos cotidianos como los atardeceres y el scrabble. Satisfecho pero no conforme.

Sunday, December 13, 2009

De como me enteré que el Niño Jesús eran mis padres



No tengo hijos. Pero si los tuviese,cada vez que los viese tratando de leer un libro u observando una obra de arte o simplemente si los pillara pensando mucho, inmediatamente les daría una pelota de futbol, basket, beisbol o lo que fuese y les insistiría en que deben darse duro en el deporte o en todo caso tener un cuerpo apetecible para tener éxito en la vida, ya que cultivar el intelecto no sirve de nada.


Y es que además una capacidad analítica desarrollada en la niñez trae bastantes sinsabores.

Yo quizás tendría 5 o 6 años cuando dejé de comerme el cuento del niño Jesus. Porque ¿Como explicar la diferencia entre los regalos de los niños ricos y los de los niños pobres? Y como corolario, estaba el tema de que el fulano niño Jesús NUNCA traia lo que yo le pedía. El colmo vino cuando le pedí un telescopio... y me trajo un sueter. Si, un sueter. Espantoso, diseñado como para un viejo de un metro de altura. De lana sintética, picoso. Color amarillo menopausia. Una completa mierda, pues.

Coño, francamente ¿A quien se le ocurre regalarle ropa a un niño por navidad? Y de paso una prenda diseñada por un adulto, cosida por adultos y comprada por un adulto en cuya retorcida mente los niños deben lucir como adultos enanos o subdesarrollados. Me imagino que en la tienda donde vendieron esa aberración los maniquíes son niños disecados. Si, aquellos niños que se portaban mal, que se atrevían a ser rebeldes, a contestarle a sus padres, a jugar y ensuciarse, eran llevados a la tienda donde algún anciano jorobado y con verrugas los sumergía en cera caliente y los convertía en maniquíes para lucir la espantosa ropa que iba a ser comprada por aquellos padres que secretamente deseaban que sus hijos fuesen maniquies para que no hicieran ruido, no se ensuciaran y no hubiese que comprarles juguetes

Pero lo peor, volviendo a la fatídica navidad del sueter, eran las caras de mi mamá y su cofradía de señoras italianas batatudas, sonriendo falsa y exageradamente como en el video de "Black Hole Sun", buscando contagiarme una alegría que no sentía, y alabándose mutuamente por haber elegido tan bella prenda.

O tal vez eran peores las risas de gozo y de burla de los otros niños, a quienes ese fatídico e injusto "niño Jesús" de mentira les había traído pistas de carros, bicicletas, patines, robots a pila y un sinfín de cosas deseables. Y claro, también estaban los niños desposeídos que se alegraban con sus muñequitas del "Todo a Real" o con sus camisitas usadas y raídas. Y yo me preguntaba si no se daban cuenta de lo injusta que era esa fecha

Ahí deje de creer en esa pantomima, en esa parodia injusta que no hace más que ahondar las cicatrices de la desigualdad y enrostrarle su miseria a los que la padecen. Dios, el de verdad, debería reservar algunas llamitas del infierno para quienes inventaron esa maquiavélica costumbre.

Y por eso digo, ser pobre y analítico es una combinación muy mala. Por eso muchos terminan embotándose de alcohol y químicos.

De cualquier modo, Feliz Navidad.

Labels: , , , ,

4 Comments:

Blogger Sin Anestesia said...

Ay Sal! Tú eres una vaina seria! las cosas que dices, y lo peor, tienes razón.

En lo único que no puedo estar de acuerdo es cuando dices, palabras más, palabras menos, que si vieras a tu hijo reflexionando le darías una pelota para que no pensara. Sal, ¿te volviste loco?? Si el problema es que nadie piensa, coño! nadie usa la cabeza sino para peinarse, para más nada! Si la gente fuera un pelín más analítica, más autocrítica y entendiera las consecuencias de sus actos, de pronto el mundo sería un lugar más justo. ¡Hazme el favor, Sal!

Tas arrecho y te comprendo, yo también lo estoy, y todas estas fechas impuestas, adulteradas, edulcoradas lo que hacen es meter el dedo en la llaga, como el famoso día de la madre que celebran en los colegios, y los pobres niños que no tienen madre que se jodan, no es así? o el día de la familia donde van papi y mami juntos y los que tienen padres divorciados, que se jodan!

A veces digo que quisiera ser gato, o perro, o árbol, o roca, para no pensar, para no entender, para no sentir, a veces envidio a mis animales arrechamente, los veo así, tan inocentes, tan despreocupados, tan desenrrollados, tan ellos...

Feliz navidad, Sal, y cuánto me alegro que no se te cumplan tus deseos para que nunca dejes de deleitarnos con tu agudeza, con tu inteligencia, con tu encanto.

Un beso, Sal querido. Ojo con la dieta en estas fiestas, si?

6:51 PM  
Blogger Saldivia said...

Sina!! bueno tu sabes que aqui uno hace un poco de catarsis, pero creo que llegado el momento, no me atreveria a destruir la ilusion de un niño diciendole lo que tiene que hacer o lo que no... que haga lo que lo lleve a ser feliz, que es una sensacion mas bien escasa en la actualidad no crees?

Y verdaderamente, estamos como estamos por la falta de reflexividad, y por el coco seco de quienes vivimos en esta tierra de gracia. Es increible que hasta los Hondureños hayan tenido mas habilidad que nosotros para quitarse el autoritarismo de encima.

Y bueno Sina, la verdad mi niñez no fue infeliz ni mis viejos eran unos ogros, pero tenia esta catarsis pendiente como para terminar dee xpurgar esos demonios.

Un abrazote mi fiel y constante amiga virtual y feliz navidad!

6:18 AM  
Blogger Sin Anestesia said...

Jajajajaj!! Sí ya me imagino que no fue así de mala, todos los padres cometemos pifias regalando mamarrachos de vez en cuando, jajaja!!

Y, sí, si entenderé yo de estas bondades catárticas que te ofrece este espacio... es muy sabroso descargarse aquí, yo creo que las consultas a Psiquiatras ha bajado bastante desde que existen los blogs donde una dice lo que le da la gana.

Todo lo mejor, Sal, y otro abrazo para ti.

12:22 PM  
Blogger KamX said...

A veces los padres no entienden lo que quieren sus hijos (y no precisamente cosas materiales) y muchas veces "eluden" la cuestión con explicaciones fantasiosas para no hablarles la verdad (Muchas veces los padres ven al hijo como una "extensión" de ellos y no como un ser con ideas propias...

2:29 PM  

Post a Comment

<< Home

adopt your own virtual pet!