My Photo
Name:
Location: Caracas, Distrito Capital, Venezuela

Arquitecto de oficio (entre otros) y librepensador por convicción. Huyendo del conflicto innecesario y de la pugnacidad fútil. Cultivando pequeños gozos cotidianos como los atardeceres y el scrabble. Satisfecho pero no conforme.

Saturday, March 08, 2008

Cosas que odiaba cuendo era niño (y que aun odio)

Tendrá tanta importancia lo que nos ocurre en la niñez como para que sus secuelas persistan a lo largo de la vida? El caso es que descubrí que muchas de las cosas que detetstaba en mis años mozos aun me producen repeluznos, y/o han generado patrones de comportamiento particulares. Una breve lista incluye:

1) La vestimenta formal (paltó, corbata, etc). Tan es así que aun rehuyo hasta donde me es posible el uso de ese ANACRONICO uniforme de la cultura occidental (no lo uso desde el 30 de diciembre de 2003)

2) Los zapatos apretados. Dado que calzo 46 (13 americano) me resulta bien difícil conseguir zapatos, y cuido los que tengo al máximo, porque prefiero andar descalzo que con esa TORTURA martirizandome los ñames.

3) Los calentadores de los que SOLAMENTE sale agua hirviendo o helada. Afortunadamente, tienden a desaprecer.

4) El café hirviendo y, en general, la comida hirviendo. Muchas veces me levanté de la mesa sin decir palabra, con las encías y paladar cauterizados por una sopa, un café o una pizza servidos a temperatura volcánica. Ahora que yo pago por mi comida, indico que la misma (y el cafe) vengan TIBIOS. Si no es así, me levanto y me voy si estoy solo, o rechazo el pedido si estoy acompañado.

5) El olor penetrante y pachulínico de los jabones camay y palmolive, y de la mayoría de las fragancias de lavansan y mistolín. Y sencillamente en mi casa NO SE USAN esos jabones ni esos desinfectantes. Punto.

6) Las telenovelas cursilientas que son como una reinterpretación BARATA de La Cenicienta o Romeo y Julieta. Gracias a esos bodrios seguimos jodidos en latinoamérica.

7) Los estúpidos que se regodean en la tortura animal. RECHAZO TOTALMENTE el coleo, las corridas de toros, las peleas de gallo y otras execrables expresiones de primitivismo.

Hay otros odios mas nuevos (como el que me produce la "cultura sushi") y algunos que han desaparecido, pero los que siento de manera mas visceral son los que datan desde hace luengos años. ¿Será que mi personalidad no ha evolucionado?

4 Comments:

Blogger Sin Anestesia said...

Sal;

¿46??????????? ¿tú duermes parado? jajajaja!!
coño, yo también odio los zapatos apretados y los tacones altísimos (y eso que soy medio enana).

¿Sabes cómo digo cuando me traen un café hirvieeendo? Gracias Sr. pero tráigame un café para hoy, este es como para dentro de tres días, jajajaja!!!

7:25 AM  
Blogger moralexis said...

Y yo que pensaba invitarte a comer unos fuji roll bañados en salsa de anguila y camarones, jajaja...

1:31 PM  
Blogger smiley said...

Hola, me gusta mucho tu blog, mis respetos, saludos y gracias tu comentario.

Jackie :)

7:22 PM  
Blogger KamX said...

Yo detesto vestirme de traje y corbata (mejor, detesto todo lo que sea "formal"), pero me gusta burda el sushi...

2:31 PM  

Post a Comment

<< Home

adopt your own virtual pet!